jueves, 18 de agosto de 2016

Amor con naranjas enteras

El amor de verdad no es el de las peliculas,se construye cada dia sin leyes y sin horarios,es aquel al que no se le traiciona,al que no se hiere,el que da seguridad y no miedos,el que se le ofrece confianzas y no dudas.....hay que tener ese don de crear y de apreciar los detalles y de sumergirnos en la cotidianidad de la permanencia del querer........es aquel en el que aunque el mundo se desmorone puedes estar seguro y protegido......el amor no requiere formar un equipo perfecto,sino uno fuerte y decidido.......un amor con naranjas enteras con su zumo y sin exprimidor.......

domingo, 14 de agosto de 2016

Lo mejor de la infancia....

A veces echo la mirada para atras y me sorprende en el mundo en el que nos movemos,hoy en dia cualquier cosa puede ser causa de trauma para los hijos.....y miro para atras pq queremos cambiar muchas cosas pero yo no veo que los adultos de hoy en dia esten tan mal,mas bien lo q funciona mal son los niños.....

Si nuestras abuelas y bisabuelas vieran la presión que las madres de hoy en día se autoimponen, pensarían que estamos tontas.
¿Desde cuándo ser una buena madre significa agobiarse por buscar planes que hacer con los niños en el fin de semana, convirtiendo sus habitaciones en portadas de revista y vistiéndoles a la última moda, siempre combinados?
No creo en absoluto que las madres modernas quieran más a sus hijos de lo que nuestras bisabuelas querían a los suyos. Simplemente, nos sentimos obligadas a demostrarlo con ridículas y caras fiestas de cumpleaños donde nos dejamos medio sueldo,donde invitamos a ciento y la madre de niños,donde se espera una tonelada de regalos .
No tenemos por qué hacer que la infancia de nuestros hijos sea mágica. La infancia ya es mágica de por sí, incluso cuando no es perfecta. Mi infancia no fue perfecta y no éramos ricos, pero me lo pasaba muy bien en mis cumpleaños porque mi familia venían. importante no eran los regalos, ni la decoración al detalle, ni el sitio donde se celebraba q siempre era en mi casa,ni nada de eso. Nos bastaba con explotar globos, correr por la casa y comer tarta. Bastante simple, pero mágico. Es lo que recuerdo de esos momentos.
En Navidad, mis padres nos compraban dos regalos a cada uno, teniendo en cuenta que éramos tres niños y que sus ingresos eran limitados. No había campañas que estuvieran machacando desde noviembre con las actividades que había que marcar en el calendario. No había chuches especiales navideñas, y pocos adornos . Lo que nos hacía realmente felices era meternos en una cama los tres pensando que podríamos oír a los reyes magos colarse por el balcon. Era muy divertido intentar aguantar toda la noche despiertos, cuchichear, reírnos juntos, y desear con ansia que se hiciera de día. Era mágico. Nunca sentí que me faltara algo.
No recuerdo una sola vez en que mis padres hicieran manualidades de navidad conmigo. Las manualidades era algo que se hacía en el colegio,entretenerme lo hacia con mis hermanos o amigos,pero mis padres no tenian tiempo para eso. A menudo me adormecía el ruido de la maquina de coser de mi madre cuando se ponía a arreglar el bajo de nuestros pantalones o a convertir un trozo de tela en un vestido bonito para nosotras.
En casa jugábamos. Todo el rato. Después de la escuela, volvíamos andando , dejábamos la mochila y mi madre nos empujaba a salir de casa. Nos quedábamos con los niños del barrio hasta la hora de cenar. Era otra época... Ahora, muy pocos de nosotros dejamos que nuestros hijos anden solos por ahí. Además, cuando éramos niños y estábamos en casa, jugábamos por nuestra cuenta. Teníamos nuestros juegos, hacíamos fortalezas con mantas, veíamos la televisión, jugabamos en las escaleras con muñecas con las amigas. Nuestros padres no eran los responsables de nuestra diversión. Si se nos ocurría murmurar las palabras mágicas “estoy aburrido”, en un momento nos daban una lista de tareas.
Echo la vista atrás a mi infancia y sonrío. Todavía me acuerdo de cómo era eso de divertirse sin preocupaciones.
Mis padres se ocuparon de mantenernos a salvo y alimentados, y ocasionalmente planeaban alguna actividad especial para nosotros (la comida con los primos de los domingo), pero en el día a día, nos las apañábamos por nuestra cuenta. Rara vez jugaban con nosotros,ahora hay niños superdependiente de los adultos para entretenerse,no fomentamos la imaginacion,se lo damos todo. Aparte de la típica caja de cartón vacía que encontrábamos en las puertas de cualquier tienda, no nos regalaban juguetes a no ser que fuera nuestro cumpleaños o reyes. Nuestros padres estaban ahí siempre que necesitábamos algo , pero no eran nuestra principal fuente de diversión.
Hoy en día, se hace creer a los padres que lo que beneficia a los hijos es estar constantemente con ellos, mano a mano, cara a cara: “¿Qué necesitas, cariño mío? ¿Qué puedo hacer para que tu infancia sea increíble?”. En una visita a internet , es inevitable ver cosas como “100 ideas de manualidades para verano”, “200 actividades caseras para invierno”, “600 cosas que puedes hacer con tus hijos en vacaciones”, “12.000 millones de estrategias para el Ratoncito Pérez”, “400 billones de ideas para fiestas de cumpleaños temáticas”, etc.
Los padres no son los que hacen que la infancia sea mágica. Está claro que los casos de violencia y abandono sí pueden arruinarla, pero, en general, la magia es algo inherente a la edad. Ver el mundo desde los ojos inocentes de un niño es mágico. Jugar con las pinzas de la ropa cuando tienes seis años es mágico. Perderse entre los juguetes tirados por el suelo es mágico. Recoger piedras y guadárselas en el bolsillo es mágico. Andar con un palo es mágico.
No es nuestra responsabilidad crear y proporcionar recuerdos mágicos cada día, como si se tratara de una obligación.
Nada de esto niega la importancia del tiempo que se pasa en familia. Una cosa es, concentrarse en pasar tiempo juntos y otra cosa muy diferente es concentrarse en la construcción de una actividad. Una puede concebirse como algo forzado, con un objetivo predeterminado, mientras que la otra es más relajada y natural. Los padres se sienten tan obligados a crear experiencias que se puede palpar la enorme presión que soportan.
Me han dicho que cuando tenía seis años fuimos a un hotel de lujo de marbella,un capricho q se dieron mis padres. Yo no me acuerdo de haber ido, pero he visto las fotos de aquel momento y algun recuerdo borroso tengo cuando las veo. En cambio, lo que sí recuerdo con esa edad es mi muñeco nenuco que me encantaba, como mi amiga maria del mar nos enseñaba a montar en bici a toda la pandilla pq ella era la unica q tenia bicicleta,ni siquiera eso era antes cosa de los padres , o en la playa cuando mis primos y yo ibamos a coger cangrejos,navajas,coquinas.....y mi tortuga, con la que jugaba en el patio de casa,o jugar a la comba,al elastico......
No me acuerdo de las vacaciones para las que mis padres probablemente estuvieron ahorrando durante meses; seguro que, más que nada, fueron estresantes. El lugar más mágico de mi infancia no era ningún parque de atracciones; era mi casa, mi cama, mi patio, mis amigos, mi familia, mis cuentos y mi propia mente.
Cuando hacemos de la vida una gran producción, nuestros hijos se convierten en el público, y crece su apetito por el entretenimiento. ¿Estamos criando a una generación de personas incapaces de encontrar la belleza en lo mundano?
¿Queremos enseñar a nuestros hijos que la magia de la vida es algo que viene en un envoltorio precioso, o que la magia es algo que cada uno tiene que descubrir por sí mismo?
Planear todo tipo de acontecimientos, y vacaciones caras no resulta dañino para nuestros hijos. Sin embargo, si las ansias por querer hacer de todo o de la idea de que todo lo anterior es una parte imprescindible en la infancia de cualquier persona, deberíamos replantearnos mejor las cosas.
Una infancia sin viajar en vacaciones también puede ser mágica. La magia de la que hablamos, y la que queremos que nuestros hijos experimenten, no sale de nuestra creatividad, no consiste en eso. La podemos descubrir en la tranquilidad de un parque, en el tobogán , y en la risa de los amigos.
Estamos constantemente escuchando que los niños de hoy en día no hacen suficiente ejercicio; pero, quizás, el músculo que menos ejercitan es la imaginación, ya que intentamos encontrar desesperadamente la receta para algo que ya existe

viernes, 12 de agosto de 2016

Vivir en libertad....


Cuando en las mañanas nadie te despierta, cuando en las noches nadie te espera, cuando puedes hacer lo que quieras, ¿Cómo le llamas a eso, libertad o soledad..?

Vivimos una época en la que, la soltería es el estado ideal del ser humano. En donde poco a poco se han ido rompiendo los esquemas que  nos enseñó la familia y la sociedad desde que nacimos. En donde el amor  ha dejado de ser prioridad para convertirse en  opción. Personas que no necesitan la presencia de nadie en su vida, porque se bastan y se sobran con ellas mismas, personas fuertes que saben manejar cualquier tipo de situación, independientes emocional y economicamente, que viajan, no se privan de nada y hacen lo que les da la gana (lo cual está muy bien). Bendita libertad, la excusa perfecta para no complicarnos la vida.

Vivimos en la época de la cobardía y egos lastimados. En la del amor del toca y corre, sin complicación ni compromiso, no vaya a ser que te vayas a enamorar. En la de personas que llevan de frente  la libertad y en su corazón un alto precio por llevarla: la soledad.

 La soledad no es mala, también es una excelente compañía. Cae muy bien de vez en cuando. Es un buen tiempo para conocerte y reencontrarte contigo mismo, para reflexionar ,para disfrutarte, para abrirte y conocer nuevas amistades y fortalecer las que ya tienes, para madurar  acerca de una relación amorosa.

El problema es que confundimos independencia y libertinaje con libertad. Porque la verdadera libertad no tiene nada que ver con un estado civil, para disfrutar de ella no importa si eres soltero, casado, viudo, si estás en un noviazgo, en unión libre.La libertad en su estado más puro no existe,una utopia, es un ideal que todo ser humano desea alcanzar porque desde que nacemos siempre dependemos de algo que termina por limitarla: necesidades fisiológicas, sociales, económicas, emocionales, etc. Y todas estas restricciones y limitaciones hacen que ningún ser humano sea totalmente libre, aunque tendemos a una inclinación natural a serlo tanto como nos sea posible.

La verdadera libertad  es preciosa, una utopia,es un estado del alma, un estado interior en donde tienes el dominio absoluto de ti mismo. Es el derecho que tienes de ser tú mismo, de actuar, de pensar y de hablar libremente sin hipocresía, sin presiones, sin chantaje. Es ser conscientes de tu propia vida y de lo que haces con ella, pues en esa libertad radica el cómo la vivirás. Libertad es no vivir esclavizado al pasado ni atado al futuro, es vivir y disfrutar el presente.

Pierdes tu libertad cuando eres lo que los demás quieren que seas, cuando un trabajo no te hace feliz, cuando estas en una relación que no te llena, cuando odias la rutina de tu vida, etc.La libertad no puede limitarse a un estado civil.

Entonces ¿de verdad eres una persona libre? ¿O es sólo una excusa más para justificar que estás solo, cuando en realidad te encantaría tener a tu lado a alguien que te quiera y merezca la pena? ¿De verdad no te agobia la noche cuando terminas dormido en una cama vacía ? ¿De verdad no hay días en que sientes la necesidad de un brazo donde recargarte ?o no tener con quien hablar de cualquier tema,triste o alegre ,O  tener una simple mirada cargada de ternura cuando sientes que la  soledad te cala hasta los huesos,o tener a alguien que te lleve de la mano gritándole al mundo que te ama y eres lo mejor que le ha pasado en su vida ,alguien q este para lo malo y lo bueno.

A veces preferimos hacernos fuerte y cerrarnos al amor porque la sensacion es que solo nos trae dolores de cabeza .Y preferimos quedarnos solos y pensar que  te tienes a ti mismo que nunca te vas a abandonar. Cierto que la vida es más sencilla cuando no amas a nadie, cuando no tienes que compartir tu vida , cuando no ponen en caos tu vida con la convivencia o sin ella, cuando nadie te quita el  sueño ni te da dolor de cabeza, cuando no buscas con ansiedad ni piensas continuamente en alguien, cuando no hay nadie que conozca la peor versión de ti,no solo la buena. Cuando  pretendemos que un polvo es algo sólo físico y no algo mental y sentimental.

Pero como seres humanos que somos, estamos hechos para vivir y compartir la vida, tener a alguien en quien confiar y complementar con amor todos altibajos de la vida. Que el amor sea unos de los motores de nuestra existencia.....claro que se puede sobrevivir solo,pero con alguien es mejor que estar solo. El cariño llena de sentido nuestra vida y contribuye a nuestro equilibrio psicológico. Y sería una pena que no te des la oportunidad de amar y que te amen.

No todas las personas son iguales, todavía existen las que están dispuestas a comprender contigo el verdadero significado del amor, que te respetan y valoran así como eres, personas que al igual que tú, no son perfectas y a veces, también tienen miedo, pero son lo suficiente maduras y valientes para enfrentarlo. Amores sabios que te pueden ayudar a crecer, que saben respetar los espacios y la individualidad, amores que te pueden enriquecer y hacer que tu vida sea más completa y estimulante.

Es por eso que cuando veo a personas enumerar y justificar todas las razones por las que es feliz en una soledad prolongada, creo que tienen en el fondo sentimientos muy escondidos: un miedo profundo a ser rechazados, a sufrir, a no gustar, a sentirse vulnerables.

Tanto la soltería como el amor de pareja son ciclos que son buenos vivir  y encontrarle el lado positivo. Lo importante es  tomar decisiones que te hagan feliz. A lo único que debes tener miedo es a no ser tú mismo, a desaprovechar la oportunidad de mostrarte ante los demás tal y como eres, de decir lo que piensas y compartir lo que tienes.

Hemos venido a este mundo a vivir, a aprender, a luchar por lo que quieres, a amar y a ser amado,a disfrutar y tambien a sufrir. La vida es tan sabia que de algún modo siempre te va a conceder la oportunidad de jugártela por amor y está en ti vencer el miedo a tomar riesgos y atreverte a disfrutar la oportunidad al máximo.

 La vida no es eterna y cuando llegue el momento de irnos nos iremos como vinimos,solos… ¡disfrútala y haz que valga la pena vivirla en verdadera libertad!


viernes, 8 de julio de 2016

Esto es amor......

Porque el  amor en la distancia es dificil de llevar, pero puede ser que al separarse te des cuenta de cuanto lo amas. En esta cancion ademas  en la separación sugen las dudas de si lo que sienten es real, mas esa sensación de malgastar el tiempo si no estás a su lado, de que la/lo necesitas, hace que tengas claro que ese sentimiento no hace más que crecer día a día.

Bonita cancion,y bonita letra......me encanta este grupo,drisfrutarlo!!!!

Me perdono.....


 Ser feliz, requiere un largo viaje. Llevo en mi espalda una pesada carga de errores,y heridas abiertas que me hacen sentir decepcionada, culpable . Y son, esas emociones, las que no me permiten avanzar.

Somos seres humanos y  cometer errores, es una parte  de nuestro aprendizaje y de nuestro crecimiento.

 Reconozco que me  equivoco muchas veces, pero  no quiero pasar  mi vida con pensamientos de reproche y culpa. En todo caso, prefiero aprender la lección que esos errores traen a mi vida.

Perdonar a los demás es un asunto que esta siempre en mi pensamiento, pero perdonarme a mí misma, es una tarea más difícil. Sobre todo porque me  siento a veces, herida, defraudada,......y esos sentimientos me ciegan para ver la realidad que me rodea.

 ¿Por qué ser tan dura conmigo?  me perdono.

Me perdono por no abrazarme, por no aceptarme, amarme, valorarme y respetarme lo suficiente. Por tener miedos e inseguridades. Por dar importancia a lo que los demás digan u opinen sobre todo cuando es algo en lo que no estoy de acuerdo . Por juzgarme, criticarme y compararme con otros de manera tan cruel, por haberme sentido miserable, por los pensamientos de odio y lástima que alguna vez llego a sentir contra mí, olvidando que en el fondo soy buena gente,las cosas que hago mal, el 90 por ciento no es con intención de hacer daño aunque la otra persona le llegue ese mensaje  . Sólo soy alguien intentando cada día ser la mejor versión de mí misma.Pero para eso hay que conocerme y no juzgarme a la ligera.

Me perdono si alguna vez dejo que me hagan sentir insuficiente, que no estoy a la altura.

Me perdono por pensar primero en los demás antes que en mí. Porque se me olvida a veces que no se puede dar lo mejor, si no estás bien tú misma.

Me perdono si alguna vez dejo de ser quien soy sólo por agradar  y conseguir  amor.

Me perdono si alguna vez soy egoísta y pretendo que me amen pensando sólo en mí, olvidando que el amor es el regalo más bonito y no se puede exigir.

Me perdono si alguna vez juzgo una situación a la ligera, sin saber lo que hay detrás. Por sentirme decepcionada, por poner expectativas demasiado altas porque así lo necesitaba (o me convenía), por haber callado lo que sentía o lo que pensaba, o por haber dicho lo que no debía.

Me perdono por dejar que me afecten ciertos comportamientos , por dejar que me hagan daño.Son mis pensamientos los que moldean mi existencia, y está en mí, vivir en armonía y  permitir ciertas cosas o no.

Me perdono por haber dicho “SÍ” cuando, en realidad, quería decir “NO”, por probar cosas a sabienda de que no funcionaria.....por dejar que el amor y el compromiso me ganaran la carrera, por hacer lo que sea por no herir a los demás,y al final los hieres .

Me perdono si  tropiezo varias veces con la misma piedra, aun cuando he jurado que no volverá ha suceder. Por no decir basta . Por encariñarme con personas que a veces sin querer o queriendo roban mi paz mental, mi salud emocional y me lo hacen pasar mal.

Me perdono si algunas veces  tomo el camino equivocado, si dejo de ser feliz y no disfrutar . Si me instalo en la zona de confort y olvido mis sueños y dejo de luchar por mis verdaderos objetivos en la vida y dejo que los demas me los planteen.Pero a veces todo es muy complicado y dejo de vivir, intento sólo sobrevivir.

Me perdono por ser diferente, un poco complicada para algunos, por muchas veces, no llegar a que entiendan como me siento en realidad. Por insistir siempre en querer encontrar un sentido que vaya más allá de la  superficialidad en la que muchos se mueven día con día,quizas con ello peco de pesada e insistente.Por insistir en las cosas,no se expresarme de otra manera,soy intensa para lo bueno y para lo malo.

Hoy me perdono TODO! porque en muchos momento vivo en plenitud, a pesar de tantas dificultades que se me plantea en el camino .  Si en algún momento me lleno de dudas, inseguridades y resentimientos, es porque así me lo permito. Que cualquier solución y respuesta posible, están en mí. Lo se,la escucho muchas veces.

 Acepto que  nada de lo que hice, puede ser modificado, porque en su momento, fue lo que sentí. Quizá, si hubiera actuado de otra manera, mi vida habría tomado otro rumbo, pero no lo hice. Y no fue porque si. Porque tanto mis aciertos como mis errores han moldeado todo lo que soy, y soy, el conjunto de todas mis decisiones. Aunque pudieron haber sido mejores o peores, si algo hubiese cambiado, no sería yo , no sería la mujer que soy .

Hoy me perdono porque la persona más importante de mi vida, soy yo y mis hijos,que son parte de mi. Me  libero mis culpas y mis miedos, sin resentimientos hacia los demás y hacia mí misma. Hoy me perdono todos mis errores. Porque me quiero y quiero vivir… Me perdono, suelto y dejare ir lo que no me hace feliz!

domingo, 3 de julio de 2016

Quieres un futuro conmigo?

Hace mucho leí un texto de jorge bucay sobre las dificultades en las parejas, me gusto porque las enfocaba desde otro punto de vista.....no hay q buscar la relación perfecta porque es imposible,.....interactuar con otra persona siempre llevara a algún conflicto de vez en cuando....lo importante es,  tienes claro que quieres un futuro con tu pareja?......os explico con mis palabra lo que venia jorge bucay a contar sobre este tema.
Cuando las personas se encuentran con dificultades en la relación, se suele culpar a su pareja. Ven cuál es el cambio que necesita hacer el otro para que la relación funcione, pero les es muy difícil ver qué es lo que ellas hacen para generar los problemas.
" Lo que me pasa es que él no me entiende…"
 "Lo que me pasa es que él es muy duro en sus palabras hacia mi,hacia como soy y como actúo."
Pero nunca nos ponemos en el lado de uno mismo…!¿ qué sientes tú?¿Que té pasa a ti?Que necesitamos? ....... siempre hablamos del otro ,nunca nos miramos a nosotros mismos.
Es muy diferente encarar los conflictos que surgen en una relación, con la actitud de revisar: “qué me pasa a mí”, pensamos que el problema es que estoy con la persona inadecuada.
Muchas parejas terminan separándose a partir de la creencia de que con “otro”, sería distinto, y, por supuesto, se encuentran con relaciones similares, donde el cambio es sólo el interlocutor.
Por eso, frente a los desacuerdos , lo primero  es tomar conciencia de que las dificultades son parte  del camino del amor. No podemos concebir una relación íntima sin conflictos.
La salida sería dejar de lado la fantasía de una pareja ideal, sin conflictos, siempre de acuerdo en todo. Es sorprendente ver cómo la gente busca esta situación ideal.
Lo único inadecuado es la idea previa sobre la relación, la idea de la pareja perfecta.
En cierto modo me serena saber que esto que no tengo, no lo tiene nadie, que la pareja ideal es una idea de ficción y que la realidad es muy diferente.
El pensamiento de que existe la relación perfecta sin altibajos,sin desencuentros,sin malentendidos........ eso que yo no alcanzo, genera mucho sufrimiento.
Ser consiente de esta realidad,que en toda pareja tiene que haber desencuentros porque además es bueno,nos hace ver como se siente la otra persona y que necesidades tenemos en ese momento.....este pensamiento nos libera de estos tóxicos  sentimientos.
La realidad mejora cuando me decido a disfrutar lo posible, en lugar de sufrir porque una ilusión o una fantasía no se dan.
 “HAGAMOS CON LA VIDA que tenemos… LO MEJOR POSIBLE…”
Sufrir porque las cosas no son como yo me las había imaginado,  es inútil.
 Los conflictos es una oportunidad para superar mis barreras y poder acercarme a mi pareja, de encontrarme con mi compañero Y MEJORAR con el y con uno mismo, y por supuesto, como un camino para producir el  encuentro conmigo mismo.
Estar en pareja ayuda a nuestro crecimiento personal. La relación suma, por eso vale
la pena.
Vale… la PENA (es decir, vale penar por ella). Vale el sufrimiento que genera; vale el dolor con el que tendremos que enfrentarnos, y es valioso porque cuando lo atravesamos, ya no somos los mismos, hemos crecido, somos más conscientes, somos más plenos con uno mismo y con nuestra pareja.
Lo importante es que el conflicto se solucione rápido y no dejarlo, cuanto mas se espere en solucionarlo mas se sufre, mas malentendidos crea, mas tensión se genera y mas daño hace en la relación innecesariamente........
¿Os apetece reflrexionar un poquito…? os animo a ello.  Vale la pena….